No soy modelo, ¿me olvido del boudoir?

La primera pregunta que uno (una en este caso, aunque no hay motivo por que los hombres no puedan posar para este tipo de fotografía)) se hace es ¿por qué me hago una sesión Boudoir?. Vale, pues definamos lo que es la fotografía Boudoir.

Boudoir
Boudoir

La primera definición que viene en el diccionario es “tocador”. Y se entiende como tocador la estancia donde la mujer “se pone bella”, se maquilla, se viste, etc.

Así que ya podemos empezar a tener una idea de lo que podemos esperar de una sesión boudoir. En definitiva se trata de fotografías donde la mujer se muestra sugerente, sensual, atractiva, a gusto consigo misma.

Y lo de “a gusto consigo misma” tiene mucha importancia. En esta expresión se destierra el concepto de “canon de belleza”, el típico “90-60-90”. No importa el peso, la talla, ni siquiera la edad. Basta con sentirse a gusto. Basta con querer mostrar toda la sensualidad que llevas dentro. Es un regalo que te haces a ti misma o, tal vez, un regalo para alguna persona importante en tu vida.

Ya hemos visto que es una sesión Boudoir, veamos ahora como se lleva a cabo.

Si en todo tipo de fotografía la comunicación modelo/fotógrafo es importante, en este caso es imprescindible. Así pues, lo primero será, entre los dos, planificar la sesión. Hablaremos de vestuario, maquillaje, localización, poses, etc. Si observas fotografías de esta temática, puedes ver que el vestuario predominante es la lencería y, en algunos casos, podrás ver en algunas fotos partes del cuerpo desnudas. Pero tu elijes como quieres estar en las fotos. Nada obliga a posar con una determinada prenda. Lencería, camisas, camisetas, camisones, etc. Todas son válidas porque lo que se persigue es mostrar tu sensualidad, tu atractivo y para eso no hace falta ninguna ropa en concreto. Y tampoco, está claro, desnudarse.

Una sesión de Boudoir suele durar unas dos horas, mas el tiempo empleado en el maquillaje y peluquería. Puede realizarse en estudio, hotel, etc. Y, por supuesto, puedes estar acompañada de la persona que quieras.

Posteriormente, se te entregarán, en un pendrive, todas las fotos realizadas, 16 de las cuales, las que tu elijas, procesadas en el ordenador (no retocadas. Lo que buscamos es que tu seas tu y no un personaje inventado). Además, si así lo deseas, puede entregarse un álbum con las 16 fotos elegidas impresas. Si deseas hacer cualquier consulta, rellena el formulario aquí.

Con todo esto, creo que ya tenemos la respuesta a la pregunta formulada en el encabezado.

Por supuesto que no debes olvidarte del Boudoir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *